martes, 13 de febrero de 2018

Posverdad, relativismo y ciencia


RAFAEL BACHILLER
Astrónomo, director del Observatorio Astronómico Nacional (IGN) y miembro del Consejo Editorial de EL MUNDO.
10 FEB. 2018 03:06
Tomado de:

Estamos en plena era de la posverdad. Nos alertó hace ya 14 años el escritor estadounidense Ralph Keyes en un libro de mucho impacto (The post-truth era: dishonesty and deception in contemporary life). Desde entonces, el concepto ha ido ganando popularidad hasta que el Diccionario Oxford designó el término «posverdad» como palabra del año en 2016. A los científicos este término nos llena de perplejidad y asombro. Por lo que yo humildemente comprendo, la posverdad designa la distorsión de manera emocional de un hecho o de una prueba objetiva. Se trata pues de verdades a medias, falsas ideas o incluso puras mentiras que circulan de manera impune por nuestra sociedad. En términos políticos, la posverdad se refiere a ciertas interpretaciones emocionales de hechos que son proporcionadas por los políticos sin que sean contrastadas por nadie, ni denunciadas por parte del medio social que las tolera. Por ejemplo, la negación del cambio climático por parte de algunos políticos (Trump), se realiza a pesar de la abrumadora evidencia científica que corrobora la realidad del cambio y su origen en la actividad humana. Y este negacionismo es seguido emocionalmente, de manera irreflexiva, por un sector de la sociedad con ideología afín a la del político en cuestión.

Es muy tentador justificar la posverdad en términos del relativismo filosófico. Desde Aristóteles, muchas generaciones de filósofos se han preguntado si la verdad absoluta existe y si el hombre puede llegar a conocerla. En el siglo XVII, Locke ya distinguía entre la realidad objetiva y la percepción subjetiva de la mente humana. En su célebre experimento de los cubos de agua, Locke pedía a un sujeto que introdujese su mano izquierda en un cubo de agua helada y su mano derecha en otro cubo con agua muy caliente. A continuación, Locke pedía al mismo sujeto que introdujese sus dos manos en un cubo de agua templada. Naturalmente, la mano izquierda sentía que el agua de este tercer cubo estaba muy caliente, mientras la mano derecha sentía que estaba muy fría. Locke concluía así que una misma mente podía percibir la misma realidad objetiva de formas muy diferentes. Por tanto, y con mayor razón, las mentes de diferentes sujetos podrán experimentar la misma realidad de manera completamente distinta. Según Locke, el conocimiento es siempre subjetivo pues se alcanza gracias a las sensaciones y a la reflexión. La sensación está determinada por la percepción a través de nuestros cinco sentidos, mientras que la reflexión viene de nuestras asociaciones de ideas, memoria y capacidad de raciocinio.






También Kant admitía que no podemos conocer la realidad de manera completamente objetiva, pues nuestro conocimiento siempre estará determinado por cómo nuestra mente percibe las cosas y por cómo las formula. El filósofo de Königsberg consagró gran parte de su vida a estudiar la naturaleza de la realidad y creó toda una teoría deontológica basada en la capacidad humana para razonar, es esta capacidad única la que nos lleva a obrar bien o mal de acuerdo con un código moral. Para Kant, ni los deseos ni las emociones proporcionan una base racional para tomar decisiones acertadas.

Nietzsche se preocupó por estudiar la relación entre la verdad objetiva y el lenguaje, en el contexto de cómo el hombre origina y desarrolla los conceptos. Tales conceptos son la herramienta para lograr una uniformidad en la descripción de la naturaleza, lo que facilita la comunicación. El que yo considero mayor filósofo del siglo XX, Bertrand Russell, desarrolló la teoría de la correspondencia epistemológica como el establecimiento de una biyección entre los hechos y los enunciados. Pero el problema, ya expresado por Nietzsche, es que la relación de los conceptos y las palabras que designan a los objetos con los objetos en sí no proporciona una descripción perfectamente definida, las palabras pueden ser vistas como metáforas que guardan cierta componente de arbitrariedad. Además la cultura ha ido asociando términos y signos a los objetos y estas asociaciones también pueden afectar a la representación mental de la realidad.


Con todo, yo no creo que pueda utilizarse la filosofía como una justificación de la posverdad. Bien al contrario, la filosofía se ha esforzado a lo largo de los siglos por comprender los sesgos que afectan a nuestra manera de percibir o de razonar, a los obstáculos que pueden interponerse en nuestros intentos por alcanzar la verdad objetiva.

También podría argumentarse que, para la ciencia, la verdad parece ser algo siempre provisional. Y es que, efectivamente, la descripción científica del mundo está sometida a un escrutinio permanente y las teorías científicas que describen la realidad son consideradas aproximaciones sucesivas, descripciones progresivamente más precisas. Así la mecánica de Newton puede ser vista como una primera aproximación de la teoría de la gravitación, mientras que la teoría de la relatividad general Einstein tiene una mayor precisión y es capaz de explicar fenómenos físicos sobre un mayor rango de dimensiones físicas.

A veces la provisionalidad de la verdad científica es criticada duramente. Nos quejamos de que los científicos dicen un día que la mantequilla o los huevos son malos para la salud y al poco tiempo dicen lo contrario. Sin embargo, este escrutinio permanente de la verdad científica solo debería considerarse de manera positiva, pues refleja la dificultad y el esfuerzo del mundo de la ciencia por alcanzar el mayor acercamiento posible a la verdad. El científico no tiene ningún escrúpulo por reconocer que un estudio previo fue insuficiente y que debemos cambiar nuestras conclusiones a la vista de nuevos datos. Todo lo contrario: es su método de trabajo. Es cierto que un estudio pretendidamente científico argumentó un día sobre una supuesta relación entre la vacunación y el autismo. Pero no es menos cierto que ese estudio fue completamente rebatido por muchos otros estudios y los autores del primero fueron separados sin contemplaciones del mundo de la ciencia y de la práctica de la medicina. No hay ningún argumento hoy que justifique la no vacunación. Es sorprendente que esas ideas se extiendan para pasar a formar parte de una absurda posverdad.

Con el método científico, que incluye la experimentación, el hombre es capaz de ofrecer la descripción más objetiva posible de la realidad. En el experimento de los cubos de agua con el que Locke ilustraba el relativismo, un científico introduciría un termómetro en cada uno de los cubos y mediría la temperatura para dar así la descripción más objetiva posible, y por tanto imparcial, de esa realidad física. Aunque su verdad sea siempre provisional, el científico siempre posee la información más fiable posible. Su descripción de la realidad es más objetiva que la que puede ofrecer otros tipos de conocimiento como el arte, las religiones u otros tipos de creencias.

La obligación del científico es pues facilitar la información más fiable posible de acuerdo con el estado actual del conocimiento contrastado. El cambio climático, la vacunación, los alimentos transgénicos, la homeopatía, las técnicas de adivinación, los extraterrestres,... La ciencia tiene hoy las ideas muy claras sobre estos y muchos otros temas. Vemos pues cómo los científicos nos encontramos en plena época de lucha contra la posverdad. Resulta descorazonador que, en pleno fragor de la batalla, tras escoger "posverdad" como palabra del año 2016, el siempre acertado Diccionario Oxford haya declarado palabra del año 2017 a un término muy relacionado con el primero, fake news o falsas noticias, un fenómeno que dota de nuevas dimensiones a esta plaga de posverdad.
Si la obligación del científico es proporcionar información fiable, la obligación del político es dejarse de mandangas de posverdad para elaborar sus políticas públicas sobre la información proporcionada por la ciencia, ésta es la base más firme y fiable sobre la que fundamentar sus decisiones.


lunes, 12 de febrero de 2018

UN ESPÍRITU EN MOVIMIENTO: Presentación de la correspondencia de José Ca...

Convocatoria Simposio Internacional 90 años de 7 ensayos de la realidad peruana



Simposio Internacional
7 Ensayos 90 años

En octubre del 2018 se cumplen 90 años de la publicación de la excepcional obra de José Carlos Mariátegui, 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana. Durante las nueve décadas que han transcurrido desde que se publicó la primera edición, la obra mantiene notable actualidad porque constituye el más lúcido y esclarecedor análisis de la realidad social del Perú, que ha servido de base para explicar los problemas que afectan a los pueblos de América Latina, especialmente de la región Andina, convirtiéndose en una obra clásica de la cultura política.

Pese al tiempo transcurrido desde su aparición, no existe ningún trabajo que supere a esta obra, que por mantener vigente la estructura de su análisis, el escritor cubano José Antonio Portuondo lanzó la siguiente admonición: “pero ahí resisten, en pie, esperando impugnador, los fundamentos de esos “Siete Ensayos”.

Para conmemorar este acontecimiento, la Cátedra José Carlos Mariátegui convoca a la realización del Simposio Internacional 7 Ensayos 90 años, que se realizará en Lima en el 2018.

Sara Beatriz Guardia
Directora Cátedra Mariátegui

Consejo Consultivo

Michael Löwy (Francia), Theotonio dos Santos (Brasil), César Germaná (Perú), Alberto Filippi (Argentina), Patricio Gutiérrez (Chile), Álvaro Márquez-Fernández (Venezuela), Marco Martos (Perú), Luis Bernardo Pericás (Brasil), Edgar Montiel (Perú), Miguel Mazzeo (Argentina), José Antonio Mazzotti (Perú), Felipe Lagos (Chile), José Ignacio López Soria (Perú), Jancso Katalin (Hungría), Beatriz Bissio (Brasil), Martín Cortés (Argentina), Víctor Mazzi (Perú), Pierina Ferreti (Chile), Edmundo Murrugarra (Perú), Viviana Gelado (Argentina), Lia Faria (Brasil), Segundo Montoya (Perú), Claudio Berríos (Chile), Joel Rojas Huaynates (Perú), Rafael Ojeda (Perú), Gonzalo Jara Townsend (Chile), Renata Bastos da Silva (Brasil), Marlene Montes de Sommer (Alemania), Víctor Hugo Pacheco (México), Elvis Poletto (Brasil), Silvana Ferreyra (Argentina), Ricardo Marinho (Brasil), Pedro Cláudio Cunca (Brasil).

Temario
Esquema de la evolución económica
El problema del indio
El problema de la tierra
El proceso de la instrucción pública
El factor religioso
Regionalismo y centralismo
El proceso de la Literatura

El proceso de la instrucción pública. Cien años después de la Reforma de la Educación Universitaria de Córdoba (1918).
Debate sobre Pensamiento y Obra de Mariátegui (1928-2018)
Mariátegui y el Marxismo en América Latina 
Mariátegui. Repensar la República a propósito del Bicentenario
Mariátegui. Lo "orgánicamente nacional" frente a lo "no orgánico".
Colonialidad versus cosmopolitismo.
Mariátegui frente a las teorías literarias contemporáneas
Mariátegui y la literatura escrita por mujeres
Mariátegui y Vallejo

lunes, 25 de diciembre de 2017

domingo, 24 de diciembre de 2017

El indulto a Fujimori: Impunidad y sevicia contra la democracia

Caricatura de Carlos Tovar, "Carlin. Diario La República 24 / 12/17. pág. 8
Transcribo el editorial del diario La República horas antes que Pedro Pablo  Kuczynski conceda indulto a Fujimori, quien purgaba condena por crímenes de lesa humanidad. Muy a pesar de la desinformación y manipulación de la opinión pública por parte de los dueños de canales de televisión y diarios que crecieron bajo el amparo del dictador, es necesario rechazar la impunidad que goza el señor Fujimori. 
Con este indulto el señor Kuczynski nos ha enviado un mensaje claro: la impunidad es factible en el Perú, se otorga licencia para matar y violar los Derechos Humanos, al final quien los cometa nunca sufrirá condena por los horrendos crímenes cometidos.

EDITORIAL DIARIO LA REPÚBLICA 24 de diciembre 2017

El indulto express
No puede canjearse inmunidad por impunidad.

Se han empezado a confirmar las versiones que indican que el gobierno negoció con Kenji y Alberto Fujimori los votos para impedir la vacancia del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Los datos publicados por este diario y por otros medios indican que esta negociación ha corrido paralela a la defensa pública de PPK y que mientras el discurso oficialista nos aseguraba la vigencia de los valores democráticos y constitucionales, de modo oculto se gestionaba la entrega de una prebenda política.

Esta contradicción entre lo que se dice y se hace, un vicio que vulnera la ética republicana, debe ser puesta sobre la mesa. Las instituciones y sectores de la comunidad que defienden la legalidad democrática y los Derechos Humanos, donde este diario se ubica resueltamente, no pueden ser indiferentes ante las evidencias que aparecen y se agrupan en la dirección de un acuerdo bajo la mesa.

En el Estado de Derecho, así como las formas deben ser parte del contenido, los medios deben guardar coherencia con los fines. De esta perspectiva, es totalmente equívoca la tesis esgrimida en las últimas horas respecto que la defensa del presidente Kuczynski, cuyo cargo iba a caer arrollado bajo la arremetida autoritaria de Fuerza Popular, justifica la concesión de una gracia presidencial a Alberto Fujimori, una especie de canje entre inmunidad e impunidad.

Según los datos publicados por este diario, el 15 de diciembre se presentó un pedido de conmutación de pena a favor de Fujimori por el congresista disidiente de Fuerza Popular Guillermo Bocángel. El problema es que la operación se inició días antes, con actos previos y preparatorios. En un extremo ilegal, la junta médica que ha opinado a favor de del indulto de Fujimori la integra Juan Postigo Díaz, médico de cabecera del reo de Diroes desde 1997 y que ya adelantó opinión a favor del indulto el año 2012. En esa ocasión, Fujimori exigió que su médico integrara dicha junta, lo que fue rechazado por la Comisión de Gracias Presidenciales para garantizar la objetividad e imparcialidad de la diligencia médica. En la operación cruzada entre los ministerios de Justicia y Salud jugó un papel destacado Luis Martín Champin, ex marino relacionado con el director general de las Redes Integradas de Salud Lima Este. Hoy sabemos que el propio Alberto Fujimori ha presentado su pedido de indulto y que el expediente está en manos de la Comisión de Gracias Presidenciales. De ahí a Palacio hay una distancia muy corta.

En pleno debate de la vacancia, la Premier Mercedes Aráoz relativizó la posibilidad de la concesión de un indulto express. No obstante, las evidencias indican una operación en toda la línea con la participación de por lo menos dos ministerios. Esta operación no tendría nada en especial si no fuese porque su objetivo es ILEGAL. En su reciente visita a Lima, en octubre pasado, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha recordado sobre el probable indulto a Fujimori que ha sido sentenciado “por muy serias violaciones a los Derechos Humanos”, delitos que constituyen crímenes contra la humanidad, es decir, crímenes que son del interés de la comunidad internacional en su conjunto, y sobre los cuales las leyes peruanas y la jurisprudencia internacional señalan parámetros a los que no se ajusta la libertad del ex presidente.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Discurso ante la Tumba de Marx con motivo del Centenario de la Revolución de Octubre

Por:  Claudio Chipana.
Discurso efectuado domingo 12 de noviembre del 2017


Estimados compañeros y compañeras, amigos todos hoy congregados aquí ante la tumba de Carlos Marx para conmemorar los 100 años de la Revolución Bolchevique.
Queremos rendir tributo a Carlos Marx quien, sin duda, fue el inspirador de la primera revolución en la historia que lleva al poder a los trabajadores, a los proletarios, como fue la Revolución de Octubre en Rusia en 1917, revolución liderada por Lenin y los bolcheviques. Las ideas y la práctica revolucionaria de Marx, sin embargo, sirvieron igualmente de fermento para la continuación de otras revoluciones ocurridas durante el siglo XX.
Carlos Marx junto con su compañero leal y también coautor de varios trabajos esenciales del socialismo denominado “científico”, Federico Engels, realizó una labor teórica cuya trascendencia social, política e ideológica repercute hasta el presente.
Delegación ante la tumba de Marx, cementerio Highgate, Londres.
Marx, como filósofo, fue muy critico de los sistemas filosóficos de su época. En sus tesis sobre Feuerbach escribió una frase que se ha hecho muy famosa y que está inscrita en su tumba: “Los filósofos hasta hoy han interpretado el mundo de distintas formas, de los que se trata de es de transformarlo”. En otras palabras, no basta contemplar el mundo, sino que hay que transformarlo. En otras palabras, el conocimiento, la teoría deben tener un fin beneficioso para la humanidad. En el Manifiesto comunista, obra célebre escrita años después en coautoría con su amigo Engels, en1948, luego de un análisis de la historia universal anunciará la caída del orden burgués por la acción de los obreros conscientes y organizados.
Pero es en El Capital, obra escrita en el Reading room del Museo Británico donde Marx realiza un análisis profundo y la critica más radical del sistema capitalista con resonancia hasta el día de hoy, análisis que ha servido para demostrar que el capitalismo no es eterno, y que las crisis que acompañan a este sistema y que causan la miseria de los trabajadores, de las mayorías, son el anuncio de un nuevo orden económico social, que Marx denominó socialismo, es decir, un periodo de la humanidad que sería sucedido por otra etapa superior llamada “comunismo”.
Estas ideas por demás radicales y revolucionarias se esparcieron progresivamente por todo el mundo y hasta el día de hoy inspiran muchos movimientos y revoluciones en todo el planeta tal como ocurrió en la Rusia zarista.

En 1917 Rusia vivía una situación insostenible por la guerra, la hambruna, la pobreza, y sobre todo por el poder ilimitado del Zar Nicolás II y los Romanov, bajo una régimen de autocracia y falta de libertades que llevaba ya más de 300 años. Vladimir Ilich Ulyanov alias Lenin, seguidor de las ideas de Marx, y los bolcheviques, llevaron acabo el asalto al poder para terminar con el régimen autocrático zarista, para terminar la guerra y el hambre de obreros y campesinos rusos. Por primera vez en la historia, ocurría un cambio de regimen social, del capitalismo al socialismo. No era solo un golpe de estado, era más bien el inicio de una nueva etapa en la historia mundial. Ese es el verdadero significado de la Revolución de Octubre aún cien años después.
Hoy el régimen generado por la la Revolución Bolchevique ya no existe, pero existe el socialismo como alternativa al capitalismo, como ideal y como utopía de un mundo mejor. De hecho, la revolución ruso inspiró a otras tantas revoluciones durante el siglo XX.
Marx y en particular Lenin demostraron que el capitalismo es un sistema global y que este sistema toma la forma de imperialismo y colonialismo. El capitalismo desarrolla, es cierto, la tecnología y las fuerzas productivas, pero al mismo tiempo lleva a la concentración de la riqueza en pocas manos, y conlleva la pauperización de las masas de trabajadores, y también a la explotación de las naciones pobres del mundo, en Asia, Africa y América latina. En América latina hemos tenido revoluciones como la revolución sandinista y la revolución cubana entre otras revoluciones para cambiar esta situación de injusticia. Estas revoluciones de una u otra manera han tenido como antecedente la gran revolución de octubre que hoy conmemoramos.

Hablar de la Revolución de Octubre es hablar de socialismo. Pero ¿qué significado tiene hoy el socialismo después de todas estas experiencias?
¿Qué significado tiene el socialismo para los latinoamericanos y para la Europa de hoy?
Celebramos el mensaje universal de la revolución de octubre que permanece imperecedero. Ese mensaje es la búsqueda de un orden social mas justo, más igualitario y más humano opuesto a la codicia de la burguesía y las clases plutocráticas, que acumulan la riqueza sin compartirla con las grandes mayorías. Los “Paradise papers” descubierto estos días son la prueba más clara de cómo las clases ricas evaden impuestos hacia paraísos fiscales mientras que la escuelas, hospitales, universidades, pensionistas, el NHS (sistema nacional de salud) sufren por falta de inversión.
El socialismo es la búsqueda de un sistema distinto al modelo neoliberal impuesto por la burguesía para asegurar su poder y sus ganancias. El socialismo es opuesto al modelo de austeridad y privatización. Socialismo significa inversión social antes que ganancia de unos pocos.
El socialismo es la construcción de una sociedad más justa opuesta a la guerra y al armamentismo. Proclama la paz y el progreso.
El socialismo ha cambiado de forma pero no de contenido. Es cierto que el mundo ha cambiado, se hecho aún más global, vivimos la era de la información y el poder de los medios de información. Por otro lado, los flujos migratorios han cambiado a las sociedades.
El socialismo significó y significará igualdad, democracia desde abajo, justicia, participación. Pero sin igualdad auténtica perdería su esencial significado. Por eso, socialismo es ante todo reconocer los derechos de mujer, el respeto a la diferencia, el respeto de los derechos de las minorías, de los inmigrantes, de los refugiados, de los pueblos indígenas, de los grupos LGTB.
El socialismo en nuestros días ha dado un giro hacia el respeto y los derechos de la naturaleza, de la Pacha mama. El socialismo se ha diversificado y enriquecido en su significado, ha ampliado su significado. En tal sentido, a las clases sociales originariamente asignadas la tarea de la transformación social, se han unido nuevos movimientos y grupos que igualmente buscan la igualdad y la justicia social. Por lo tanto, sin la unidad de todos esos movimientos no será posible acceder a una sociedad alternativa al capitalismo.
Cada vez es menos posible hablar de un solo modelo de socialismo. Cada país ajusta los principios del socialismo a su realidad concreta. El pensador marxista peruano José Carlos Mariátegui, sostuvo que el socialismo no puede ser calco ni copia, sino creación heroica.
La Revolución rusa logró tomar el poder porque fue el resultado de una interpretación original de las ideas de Marx por parte de Lenin a las condiciones de la sociedad rusa. Cada vez que una revolución quiso ser una copia de la otra, ha fracasado.

El socialismo latinoamericano tiene su propia impronta. Con Fidel, el Che, Sandino, Hugo Chávez, Evo Morales y muchos otros socialistas América latina muestra su realidad diversa y a la vez unitaria desde Simón Bolívar, Antonio Sucre, Manuela Saénz, José Martí y muchos otros próceres de nuestra independencia.
Esta dialéctica de la diferencia y la unidad define a las grandes ideas y nuevos sistemas sociales.
Si el mundo es global, entonces la justicia social no puede ser sino global.

Como nunca resuenan actuales las palabras de Marx y de Flora Tristán:
¡PROLETARIOS DEL MUNDO, UNIOS!

viernes, 27 de octubre de 2017

¿Mejorará la educación?


Vidal Villanueva Chávez*

Publicado en el diario La República 29/9/17.
Se publica con autorización expresa del autor.

En mi condición de profesor de aula en actividad, el 7 de agosto de 2016 en este diario formulé la misma pregunta a PPK al inicio de su gobierno. Decía entonces que los alumnos que llegan a la universidad (con las debidas excepciones) no entienden un texto elemental, no saben reconocer los núcleos de una oración; escriben "hiba" por iba, "calló" por cayó; no saben quién fue Manco Inca, ni dónde queda el Puerto de Ilo; algunos creen que Apurímac limita con Tumbes y que Ciro Alegría fue un jugador de fútbol; ni saben una estrofa de nuestro himno, con lo que solo se ha conseguido la pérdida de nuestra identidad como nación porque se dejó de lado el aprendizaje de nuestra historia, de nuestra geografía, de nuestra cultura.

Esto debido a que el currículo (a propósito, este sustantivo es masculino, no femenino: no es la currícula sino el currículo o el currículum) está construido sobre el marco de las llamadas competencias, que tienden a la generalidad en desmedro de la profundidad, por lo que se debe pensar en hacer un reajuste al currículo para incorporar contenidos que den sustento al aprendizaje y también educación cívica para que se enseñe a respetar las reglas de tránsito, a no ocupar los asientos reservados, a no arrojar desperdicios al piso (que tampoco se enseña en el hogar), y que serían mejor trabajados con el apoyo de los medios informáticos con los que hoy contamos para no dar la penosa imagen de pueblo atrasado como nos ven.

El 9 de abril pasado, el Minedu informó que “Se avanza en matemática, pero se retrocede en comprensión lectora”, pero ¿qué propuestas metodológicas, qué recursos didácticos ha presentado para revertir este problema? Más bien distorsiona el concepto de lectura al incluir en el plan lector resúmenes de textos porque se busca el argumento, la historia, la anécdota, con lo cual se pierde la capacidad de análisis y de entendimiento. Por el armazón de la lengua circula la anécdota, la historia, pero para entender un texto hay que conocer la lengua por ser la envoltura del pensamiento, el que se desarrolla mediante la asimilación de conceptos, imágenes, metáforas, símiles que en ella se hallan, y si no se entiende esto no se entiende nada: he aquí el problema de la comprensión lectora.



Por eso los libros de lectura deben ser originales y seleccionados en forma gradual según el nivel de enseñanza desde inicial hasta la universidad, sin interesar la cantidad por año.

Política de Estado en materia educativa debiera ser no permitir que a diario tanta inmundicia ingrese a los hogares a través de algunos programas de televisión donde se transmiten los amores frustrados y los juegos de sexo de personas intrascendentes de la farándula; debiera ser construir escuelas bien equipadas por año y ambientes adecuados para los profesores en los lugares más pobres y alejados del país; debiera ser aumentar en forma progresiva el porcentaje del PBI, que hoy es del 3,9%, para mejorar la calidad de la educación; debiera ser promover la lectura en los hogares, en las universidades y en la sociedad por distritos con incentivos por ejemplo de becas integrales para los hijos de las familias que mejor leen, y aquí ayudaría mucho la televisión, porque hoy la gente anda, ensimismada, prendida a un celular antes que a un libro. Ojalá con el nuevo ministro no siga el statu quo.

* Ph.D. Profesor principal de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle.



miércoles, 4 de octubre de 2017

Un espíritu en movimiento. Redes culturales de la revista Amauta

Foto: VMH. Tomado de la muestra Un espíritu en movimiento.

(Texto tomado de la Casa de la Literatura)

La Casa de la Literatura Peruana inauguró la exposición Un espíritu en movimiento. Redes culturales de la revista Amauta, muestra que indaga en los vínculos culturales entre la zona central y sur del país a partir de la revista dirigida por José Carlos Mariátegui. Esta muestra podrá visitarse gratuitamente hasta marzo de 2018.

“La exposición se sumerge en el pensamiento y la acción que permitieron que Amauta aparezca y circule profundamente en el Perú. Esta muestra presenta el proyecto político y cultural que fue esta revista a través de la relación que construyó y propició con obreros, estudiantes, maestros, intelectuales y artistas de otras ciudades y pueblos del país”, señaló Milagros Saldarriaga, directora de la Casa de la Literatura Peruana.

“La aproximación a esta red y su historia cultural se realizó a partir del estudio de la correspondencia que sostuvieron entre sí los actores de estos pueblos y ciudades. (….) A las cartas se suman otros documentos como las herramientas del trabajo artístico, las propias obras de artes y las revistas principalmente”, añadió Milagros Saldarriaga, quien destacó el papel de los archivos de los intelectuales como fuente de investigación.

Por su parte, Diana Amaya, curadora de la muestra, detalló que las cartas entre los intelectuales de la red cumplen un papel importante en la exposición. “Estas (cartas) nos mostraron que para la red Amauta la escuela y el arte eran modos de buscar y de vivir un cambio social y cultural”, apunta.

“Esta exposición plantea ambos ejes: arte y escuela como la forma de trenzar tantas voces de esta red en un solo espíritu. El intercambio de información cultural, social, política y las afirmaciones de afecto y de reconocimiento mutuos nos ubicaron paralelamente en la investigación y en la autoreflexión colectiva, es decir, la observación, el análisis, el registro de información nos permitieron medir la importancia histórica-cultural de esta red”, sentencia.

El nieto de José Carlos Mariátegui, José Carlos Mariátegui Ezeta, quien está a cargo del archivo de su abuelo, destacó el papel de la red y la correspondencia para poder conocer la situación del país en aquellos años.

“Esta red fue el tejido social que le permitió a Mariátegui interpretar la realidad peruana de forma directa mediante una diversidad de actores, educadores, estudiantes, intelectuales, artistas, editores, trabajadores. El equipo de investigación de la Casa de la Literatura ha realizado un trabajo minucioso en el estudio de estos intercambios viajando a ciudades y pueblos del sur y centro del Perú identificando a los actores que participaban de esta red”, acotó.

El nieto de Luis Eduardo Valcárcel, Fernando Brugué Valcárcel, quien está a cargo del archivo de su abuelo, agradeció el apoyo de la Casa de la Literatura en la difusión de la obra de Luis Eduardo Valcárcel e instó a que se apoye a los archivos de los intelectuales.

El titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, Vidal Pino, recordó a Luis E. Valcárcel y a José Carlos Mariátegui y felicitó a la Casa de la Literatura por la muestra. “El Perú tenemos que construirlo con mucha imaginación y creatividad. Dada la diversidad y complejidad de nuestro país, el futuro no tiene que ser calco ni copia de ninguna sociedad, tiene que ser la creación heroica”, detalló en referencia a las palabras de José Carlos Mariátegui.


Las dos zonas de la exposición
La exposición se organiza en dos grandes zonas, las cuales buscan destacar el arte y la escuela como la forma de trenzar tantas voces de la red Amauta como un solo espíritu. La muestra tiene como característica que en cada sección hay fragmento de cartas de los actores de la red.

Una promesa de futuro
La primera zona la exhibición es Una promesa de futuro, que nos muestra la relación de las revistas de Cusco, Puno, Arequipa y Lima a través de cartas, colaboraciones literarias, ensayística y artística. En la primera parte se puede ver xilografías originales de maestros como José Sabogal, Camilo Blas, Julia Codesido. También está el primer número de la revista Amauta y varias portadas de revistas que fueron integrantes de esta red en el centro y sur del país.  Además, al ingresar a la sala se puede ver una instalación en forma de red, que está entrelazada por cartas.

Dentro de la primera zona hay tres subsecciones. Una de ellas es la Palabra burilada, donde se aprecia a los grabados como parte  del arte que usó la red.  En Amauta el grabado tiene reminiscencias al mate burilado, arte tradicional del centro y sur del país. Esta parte de la exhibición incluye un mate elaborado por Pedro Veli, donde el maestro matero interpreta una ilustración de José Sabogal de la revista Amauta, además, de la xilografía original del artista cajabambino.

La zona Irradian los andes nos presenta a un importante actor en la red, el ensayista Luis Eduardo Valcárcel, quien desarrolló la corriente inkaísta o del renacimiento indígesta en su libro Tempestad en los Andes (1927), prologado por José  Carlos Mariátegui. En esta parte, se encuentran imágenes del pensador, así como la primera edición del libro en mención.

La última subsección de la primera zona es La canción del lago, que detalla la relación de Amauta con el Boletín Titikaka, del grupo Orkopata. La publicación puneña buscó potenciar “la fuerza telúrica del indígena”. En esta sección hay cartas de Gamaliel Churata a José Carlos Mariátegui, un audio con la voz de Gamaliel Churata y una reproducción de una xilografía de Diego Kunuran.

Una escuela imaginada
La segunda zona de la exposición se llama Una escuela imaginada, donde se muestra la reflexión de la red sobre la educación, que fue en un sentido amplio: básica, rural, indígena, bilingüe, obrera y universitaria. Dentro de esta zona de la muestra hay dos subsecciones.

La primera es Escuela nueva  que muestra  a los maestros rurales de Cusco, Puno y Arequipa, que intercambiaron propuestas educativas con los intelectuales de las regiones y buscaron nuevas formas integrar la educación explorando la lenguas originarias y trabajando con formas artísticas como la música. En esta parte está el trabajo de la artista Nereida Apaza: un libro hecho en tela, donde plasma su lectura de Un ensayo de escuela en el Perú de José Antonio Encinas. La obra se muestra junto a una carpeta escolar y un bolso de estudiante. Además, en esta zona está la primera edición del libro de Encinas, cartas de Gamaliel Churata y Luis Eduardo Valcárcel y una pared donde el público.

La otra subsección es Siembran las palabras, que muestra a los obreros de Lima y el centro del país que se organizan en torno a la cultural, el deporte, la política y los derechos laborales, y que junto a los intelectuales de la red se organizaron para educarse de manera autodidacta. En esta sección hay fotos de la Universidad Popular Gonzáles Prada en Vitarte y de los obreros departiendo con los miembros red,  además, está la revista Amauta 30, donde José Carlos Mariátegui escribe sobre la Universidad Popular y una carta de Mariátegui a Gamaliel Churata.

La exposición cierra con el video documental Rompiendo las distancias, de Bereniz Tello, que muestra las huellas y percusiones de las conexiones de la red en nuestra vida contemporánea y con un mapa interactivoque permite ampliar la visión acerca de la red conociendo a los actores, temas y la correspondencia que unió a los intelectuales de esa época.

Redacción.-

Documentos e imágenes.

Carta de Gamaniel Blanco a José Carlos Mariátegui. Muestra en exposición:
Un espíritu en movimiento. Archivo de José Carlos Mariátegui.

Carta de Gamaniel Blanco a Moisés Arroyo Posada. Documento proveniente
del archivo personal en Universidad Católica.
Maestros de los Centros Escolares Obreros. 1930.
Apuntes Monográficos de Morococha de Gamaniel Blanco. Exponiéndose
en la muestra Un espíritu en movimiento.
Maestros y educandos de los Centros Escolares Obreros. Exponiéndose
en la muestra Un espíritu en movimiento.
José Carlos Mariátegui y delegación trabajadores mineros de Morococha.
A su lado con terno claro Gamaniel Blanco. Archivo José Carlos Mariátegui.
Sobre la novedosa experiencia educativa en Morococha puede leerse este
texto publicado el año 2007.


miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿Existe una Filosofía Inca? Entrevista con el Dr. Victor Mazzi Huaycucho



Reciente entrevista por Víctor Hugo Pacheco. Para el canal youtube Grado Cero, del proyecto Tiempos Equívocos que dirige en conjunto con escritores de la Universidad Nacional Autónoma de México.