lunes, 6 de junio de 2011

EL REVÉS DE LA TENTACIÓN AUTORITARIA


Caricatura de Carlos Tovar (Carlín).
 En la historia del Perú se vuelve a observar el comportamiento habitual de la clase política que representa los grandes intereses de las transnacionales que dominan nuestra economía: No están interesados en preservar los principios democráticos y del bienestar de su población, lo importante es contar con un gobierno que otorgue ventajas y buenos dividendos, no importando las credenciales (o prontuario) que tuvieran. Si asesinaron, mutilaron, esterilizaron, despidieron, corrompieron, compraron la línea editorial de muchos diarios, televisoras, radios, jamás les importó, pensaron que la población peruana aceptaría lo que ellos dictaran como lo “correcto”.

Y hay que ver el triste espectáculo que brindan al hacer declaraciones amenazantes contra los que disienten de su comportamiento, desde: “la economía se derrumba por culpa de los ‘electotarados’” o “friéguense por idiotas”, es decir el irrespeto total contra la decisión de quienes no se tragan el engaño y apabullamiento de mentiras de medios que ellos controlan. La democracia a la medida y con ventajas económicas es para ellos solos. Consideran que el único momento que alguien debe ejercer su decisión, es aquel en que sólo se debe favorecerlos. Hoy, cinco de junio, la población peruana no se ha dejado engañar por la propaganda y el “marketing” de la candidata del conservadurismo peruano, el elector peruano no sólo quiere ver el programa de gobierno, sino también los antecedentes que le preceden. El acto de sancionar ética y moralmente al infractor en estas elecciones se ha impuesto sobre el pragmatismo de los grupos de poder que intentó soslayar la condición de una candidatura con antecedentes dictatoriales.

Es triste también decirlo, muchos jóvenes de edades entre los 18 a 25 años desconoce el pasado del gobierno fujimorista, se les vende la absurda idea que mejoró la economía, se respetó los Derechos Humanos, se incrementó el empleo y se combatió la corrupción. Todo esto por supuesto es falso y ocurrieron a la inversa. Una lección de memoria de estos hechos no debe perderse. La mentira, el engaño recursos habituales que utilizó el fujimorismo para gobernar, no ha cesado. Tanto maestros como padres deben trasmitir a la siguiente generación lo oprobioso que fue la dictadura Fujimori-Montesinos, reconstruir el contexto de su instauración y todo lo que hizo terminó por perjudicar a la población.

Si bien el comandante retirado Ollanta Humala ha ganado esta elección como Presidente de la República, debe responder a las expectativas de la población que le ha respaldado mayoritariamente y que mantiene esperanzas sobre el cambio de su situación económica. Definitivamente, no tiene un cheque en blanco para gobernar, pues debe articular los intereses populares como políticas de Estado.

El partido Gana Perú, tiene una difícil misión de gobernar, esperemos que las condiciones entre el capital y el trabajo indiquen sus preferencias en favor de los intereses y beneficio de la población peruana.